Google+ Raúl Acosta: El actual gobernador de Santa Fe, Roberto Miguel Lifschitz, va transitando su tercer año de mandato con espaldas que usa, en algunos casos y que ignora en otros.

lunes, 30 de julio de 2018

El actual gobernador de Santa Fe, Roberto Miguel Lifschitz, va transitando su tercer año de mandato con espaldas que usa, en algunos casos y que ignora en otros.


Publicado el 30 de Julio de 2018 en El Litoral

La mas importante espalda es la encuesta permanente que actualiza mensualmente e indica que el “me quiere mucho” y “me quiere” supera el 45% neto. Si se le agrega el “mas o menos” y se le quita el “andate Miguel” el gobernador duerme tranquilo y lo mejor: camina tranquilo el tercer año y, si tiene agallas, decidirá la lista de Diputados provinciales (dije la palabra exacta: decidirá) y el armado de las diputaciones nacionales. En buen romance: el quien, donde, cuando y porqué del FPCyS y sus restos… humeantes o gloriosos, eso se verá. 
Fue una decisión errónea la de Contigiani. Hay culpables.  Bonfatti (Titular PSP) dice “ni” y Lifschitz asume el error. No construye, no suma, tal vez termine su bloquecito dentro de algún espacio casi K. Contigiani le quitó espaldas a los dos. Básicamente al socialismo y a la Juventud Socialista. Solo en la Universidad quedan militantes. El resto son empleados. Burocracia no es militancia. 
El socialismo, como tal, tuvo una espalda que comenzó con Héctor Cavallero concejal, luego intendente y allí, exactamente allí el crecimiento del secreto socialista. Hermes Juan Binner y la salud rosarigasina. 
Sigue ése éxito. Tal vez el mas perdurable. Rosario y el aborto. El caso del aborto  y sus leyes torcidas, del misoprostol que fabricamos en laboratorios en la provincia, sea un penal que se niegan a aprovechar. Rosario es el sitio y este es el punto: el gobernador recorre barrio tras barrio, foto tras foto, dinero tras dinero a la nave madre. En todos estos actitos su foto. Como decía Mignogna: “quien quiera oir que oiga”. Mas clarito, perder Rosario es perder todo, hay mas de 900 puestos políticos de primera categoría que desaparecerían (en la provincia 3500) y toda la orgánica se resentiría. Catástrofe final. 
Bonfatti no puede hacer eso, sus números en Rosagasario no son los del Gobernador. Antonio Bonfatti no es espalda del gobernador y la inversa es el sueño del “bonfattismo”. Conozco pocos casos de políticos que prestaron espaldas. Perón lo sigue haciendo a cualquiera que diga “viva Perón” y Binner sale cada vez menos en las fotos. No hay mas. 
Hay capitales propios en otros sitios. Omar Perotti arranca con el 30% del padrón debido a su base: el peronismo y debe sumar el 8% de votantes amistosos que confíen en él y la gobernación está próxima. No asusta a los asustadizos y solo debe frenar el ímpetu de los ávidos que quieren ya un  gabinete y el cargo. Já. Primero la liebre, después la cacerola. No soy de colgarme medallas pero digo: agradezco a los muchos colegas amigos y no tanto, quienes leen esta columna y recuperan opinión y visión, para eso se escribe. Ninguno de nosotros inventó la pólvora y los que lo hicieron (los chinos) están en otra cosa. Comprando frigoríficos, terminales portuarias, empresas de agroquímicos. Otra escala. 
El Pro tiene tres. José Corral, Federico Angelini, el “Equipo de  Reconquista & Avellaneda, la Bolsa de Comercio de Rosario, una Fundación Libertaria, los empresarios portuarios y los empresarios de la salud, junto a un ministro nacional conocido” (largo título para no ofender a nadie) imaginan otro candidato. El tercero. Un buen gerente. Puede fallar diría Tu Sam. 
Desde Cambiemos, desde PRO Cambiemos una cosa era en enero 2018 otra será en noviembre 2018 y adelanto concepto general, válido para todos: la foto del 24 de diciembre de 2018 es la foto que servirá para los votos de julio de 2019. ¿Se entiende? Sano, sin muertos en el placard y con  discurso coherente. Eso es lo que se verá al año siguiente. Vigilemos la foto de PRO Cambiemos de diciembre de 2018. Allí se sabrá si le quitan espalda a Lifschitz (porque crecieron) o lo dejan de gran elector. 
No quitan directamente espalda al gobernador, definen una de las tres patas de las elecciones del 2019 (se insiste: elecciones en setiembre de 2019 como muy tarde, avisen a colegas que imaginan esto como un zafarrancho nacional en “Oktubre” que ni los Redondos de Ricota arreglarían). 
Con lo que quede del radicalismo (chequera y avidez burocrática mediante) Lifschizt tiene la lapicera para armar, el bastón de mando y el protocolo. Allí está el desfalco de PRO Cambiemos, no podrán mentir mas. Se quedan o se van del FPCyS. 
Desde Buenos Aires quieren quitarle espaldas clavando puñales en la víscera sensible (bolsillo, presupuesto, qué otra). 
Hay quienes sugieren una alianza con  peronistas irredentos o sectores de izquierda vocingleros y sin  votos. Esas no son espaldas, ni siquiera espaldas ideológicas, son negocios de los partidos individuales que no saben cómo seguir en la nómina. Hay muchos partidos individuales en Rosagasario. Ante fuerzas serias no tienen futuro. Ante un  desmadre crecen. Es mas, quieren cobrar caro su participación ideológica. 
Sugiero una espalda mas. Ya se equivocaron groseramente con las invitaciones en el homenaje al Brigadier. No equivoquen la reunión necesaria ante despojo en el presupuesto nacional 2019. Vernet, Reviglio, Reutemann, Binner, Bonfatti, Lifschitz. Todos gobernadores. No hay denuncias por corrupción, hay una idea federal. Oferto eslogan. Para salvar Santa Fe. Es una foto. Fabricaría espaldas. Demostraría generosidad. Capacidad de político que es mas que administrador. Ojalá.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario