Google+ Raúl Acosta: Robertito Funes Ugarte

martes, 20 de mayo de 2014

Robertito Funes Ugarte

Editorial para La Vereda de Enfrente 


"Pensé en tanto periodista serio, inclusive con gente con quien trabajé y con quién no estuve nunca de acuerdo, como Rodolfo Walsh. Y que Cristina diga que el periodista que le gusta es Robertito Funes Ugarte, que toma el té con ella, sirve para entender el alma de Cristina"




Es increíble cómo la cabeza junta fogonazos, flashes, cómo en la cabeza una cuestión dispara una y otras. 

Una de esas disparadas es -inclusive la foto que tengo con Evita en el celular- Evita con el collar con los rubíes. Evita sacó a patadas a la gente que regalaba cosas a los chicos, a las Damas de Beneficencia, y armó la Fundación Evita. Tenía una particular mirada hacia la gente de la oligarquía, a quien llamó la oligarquía.

Paralelamente en este año, por primera vez, fui al Rock&Feller. Yo no había ido, no es de mi agrado simplemente, pero mis nietos me llevaron porque les gustaba el menú, unas cosas mexicanas. Mis nietos tienen 10 años. Y lo que advertí es que en ese lugar había chicas lindas, chicos lindos, había alegría. Estoy hablando del mediodía de días de semana, no he estado en otro momento. Había alegría, era lindo, linda gente, gente ideal para revistas de modas, para el boludeo.

Y después yo escuché a la señora Presidente cuando dijo que el mejor periodista era Robertito. Y hoy tuve oportunidad de ver un reportaje a Robertito. Que en realidad se llama Roberto Funes Ugarte, es nieto o bisnieto de Perito Moreno, es de una familia súper cajetilla de Mendoza. Tan cajetilla que habla con Máxima, habla con todos, y entraba a la casa de Tita Tamames y demás. Y sedujo a Hadad, y sedujo a Feimann. Y sedujo a la Presidente, que lo llevó a tomar el té a El Calafate, y le mostraba las rosas, y se sacó una selfie con la Presidente. Pero no tuvo ningún problema en decir que él, tan Carlitos Perciavale era, tan Federico Manuela Peralta Ramos, tan hermosa mierda de la oligarquía el Robertito, que no tenía ningún problema en decir que él repartía pizzas para pagarse los estudios. Y que bailaba siendo del coro de la Tetamanti. Y estaba la foto, y pasaron el video, de él bailando cumbia con la Tetamanti. Y que era de la banda que se disfrazaba en la fiesta de Pont Lezica para animar, porque le pagaban. Y con eso se pagaba los estudios.

Y pensé en tanto periodista serio, inclusive con gente con quien trabajé y con quién no estuve nunca de acuerdo, como Rodolfo Walsh, que finalmente es periodista y hay cátedras y demás. Y que Cristina diga que el periodista que le gusta es un pendejo cajetilla muy bien, que toma el té con ella, sirve para entender el alma de Cristina, que no es más buena o más mala por esto, pero es más visible. Y me parece que hoy - va a seguir yendo Troilo- viendo el alma de Cristina tan aguas en reflujo, tan baja mar, el tema sería Aguas de Marzo, cuando se están yendo las aguas de la playa y quedan toda la basurita, toda la podredumbre, todos los tachitos vacíos, todos los forros sueltos, todo lo malo que el agua tapaba.

Se está bajando el agua de la década kirchnerista. Y lo que está quedando es que, pese a que podría haber elegido a Rodolfo Walsh, su eje y su ejemplar periodístico es Robertito.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario